Descubrimos un rincón en Milán que es una delicia. Los canales, las terrazas para tomar un aperitivo, sus barcos-restaurantes en las aguas del canal, el ambiente que tiene por las noches… el barrio Navigli está de moda y pasear por sus calles y canales sobre todo por la noche, se ha convertido en una experiencia imprescindible.

Un poco de historia: hace muchos años Milán era navegable y el agua recorría varios canales que cruzaban la ciudad en un sistema ideado por el mismísimo Leonardo Da Vinci a finales del Cuatrocientos. El objetivo era poder llegar desde los grandes lagos como el de Como hasta el centro de la ciudad. De hecho, gracias a ello, se pudideron transportar por barco las enormes piedras de mármol que se necesitaron para la construcción del Duomo. De aquellos tiempos se conservan sólo dos canales ya que en 1930, por razones de higiene y comodidad, se decidió sacar el agua de los canales y convertirlos en calles.

Hoy en día podemos ver el “Naviglio Grande” que se construyó en 1177 convertido en zona de ocio con un encanto especial, restaurantes con varios tipos de cocina, italiana, japonesa, mejicana…y terrazas, sitio de encuentro de milaneses y visitantes. Experiencia imprescindible, dar un paseo al atardecer y una cena en el barrio para disfrutar del ambiente más cool de Milán.

 

https://www.instagram.com/p/BFtbRpDTGgx/?taken-at=217180293

https://www.instagram.com/p/BF7YFGRTbYG/?taken-at=217180293

https://c1.staticflickr.com/9/8759/17597938860_a9a672f3eb_b.jpg

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies