Las etiquetas de facturación de las maletas llevan un código de seis dígitos con nuestros datos y vuelos. Este código es una contraseña creada internamente por las compañías aéreas que les permiten acceder fácilmente a todos nuestros datos.

   Para nuestra seguridad, una vez recuperado nuestro equipaje, deberíamos deshacernos de estas etiquetas del mismo modo que lo hacemos cuando tenemos una tarjeta de crédito caducada, tratando de que su escaneo sea prácticamente imposible, así conseguiremos evitar el robo de nuestra identidad con posible acceso incluso a nuestra cuenta bancaria.  No sólo contribuiremos a la seguridad de nuestros datos sino también a evitar confusiones con otras etiquetas de próximos viajes que puedan acabar con la pérdida de nuestro equipaje.

 

#Consejos #ViajaSeguro

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies